A merced de las mareas

Estamos a merced de las mareas. Las mareas que mueven las circunstancias de nuestra vida y nos acercan y alejan del punto donde nos gustaría estar. Es lo que tiene ser personas conscientes. En ese conocimiento radica nuestra gran capacidad de crear, pero también nuestra penosa tendencia a ser
infelices.

Hay algunas cosas que contribuyen a limitar la ansiedad existencial en que se mueven las personas. La literatura es una de ellas. Leer nos tranquiliza, pero crear nos tranquiliza aún más. Y solo alejados de la angustia, podemos pretender atisbar un mínimo esbozo de felicidad.

Los cuentos de esta pequeña colección están escritos a lo largo de toda una vida (desde los 26 a los 59 años). Cuando escribía cada uno de ellos pretendía liberarme del viento que me azotaba. Ahora los pongo a la disposición de mis amigos lectores por si con ello también puedo contribuir a su serenidad. Úsalos, querido lector, como si de una tableta de Valium se tratara.

Ahora en formato ebook en tus tiendas favoritas

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar