Martínez Rubio, Simón J.

Tras una infancia feliz, pese a las penurias de la posguerra, ingresó a los diez años en un «Oblatado» trapense. Allí cursó los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología, fiel a la disciplina monástica. Pero las doctrinas del Concilio provocaron una tormenta turbadora, contradictoria entre su educación dogmática y el «Aggiornamento», o actualización, iniciada por JuanXXIII.