Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

1 Comentario

  1. Cuando leí el resumen de este libro no me llamó demasiado la atención, pero me pareció tan bonito que quise darle una oportunidad.
    Sístole y Diástole son los dos protagonistas y narradores de esta historia. El libro cuenta la vida de ambos desde que se conocieron en el pueblo de Godella, donde iba a veranear uno de ellos, hasta que son ya hombres hechos y derechos. Durante el libro los dos podrán apreciar el valor de la amistad y de la familia, descubriendo que en el fondo, ambas son lo mismo.
    He de reconocer que iba muy perdida cuando empecé el libro, pues me esperaba la típica historia de dos niños con aventuras normales y corrientes durante sus veranos, junto a sus primeros amores. Pero no fue así. Nada más empezar, el autor te hace una breve explicación sobre la mafia italiana que descoloca bastante.
    Las primeras 100 páginas se me hicieron un poco pesadas porque hay demasiada descripción, Antonio Bosch deja ver su conocimiento sobre las tierras valencianas intentando describirlas lo mejor posible y contando un poco de historia sobre estas, la cual considero innecesaria para narrar la trama principal. Una vez consigues pasar esas páginas y llegar a la mitad del libro empieza a atraparte la historia, nadie es lo que parece y en cada página descubres algo nuevo que te dejará sorprendido. Sin embargo, opino que el ritmo de la lectura puede verse interrumpido por lo ya comentado anteriormente, las descripciones extensas y minuciosas.
    Esta historia está contada desde dos perspectivas, la de los dos amigos protagonistas, uno narra la juventud de ambos y el otro la adultez. Mostrando un gran progreso y desarrollo de los personajes a medida que crecen y van descubriendo la verdad sobre la vida y la familia de uno de ellos. Me ha encantado que aunque hubiera romances en la historia, ocuparan las páginas justas y necesarias, para dejar como protagonista al misterio que se cuela en la mente de los protagonistas desde que son jóvenes y que tienen la oportunidad de resolver 21 años después.
    Aunque he reconocido que las descripciones y la historia o curiosidades sobre los escenarios que ha escrito el autor me resultaban indiferentes e innecesarios, sé que crear novelas que ocurren en sitios existentes requiere hacer cierta investigación y considero que este autor ha hecho una búsqueda bastante exhaustiva.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*